26 jun. 2008

Alejandro Dolina con González Oro en C5N

Dolina: "Cambio todos mis triunfos de la radio por un empate en el amor"

El conductor de radio estuvo en C5N. Frente a González Oro, habló de los amores pasajeros y de aquellos exitosos, "que son cosas que pasan dos o tres veces en




Sentado a la mesa de Posdata, el programa que conduce Oscar González Oro, el "Negro" Alejandro Dolina, con más de 20 años en el éter, mostró la locuacidad y capacidad de reflexión que lo caracterizan.

Así, interrogado por el periodista, el entrevistado habló del amor, como en una charla entre amigos, y confesó: "En la radio me fue mejor que en el amor. Pero te cambio todos mis triunfos de la radio por un empate en el amor".

"El triunfo de la radio está bien, pero no lo vivo con tanta intensidad como un amor exitoso, que son cosas que pasan dos o tres veces en la vida", agregó.

Después, se preguntó, casi supliendo el rol de González Oro, "¿Por qué no puede ser intenso, digno, un amor de siete dias?" y aclaró que está "en contra de los amores de ocho meses porque es una duración mísera. Para ser un fuego artifical es demasiado largo y para tener pretenciones de perpetuidad es muy corto".

"Lo ideal es empezar como si fuera para siempre".

Al ser consultado por el periodista sobre si ama igual que a los 25 años, Dolina dijo que "si tuviera que elegir entre el enamorado que fui a los 25 o el que soy ahora no lo pensaría. Elegiría el de ahora, porque aprendí tarde a amar", ya que "tenía en mi juventud la idea de que estaba haciendo aprontes, de que no era el definitivo".

"Ahora, que existe la posibilidad de que algún amor sea el último y de no ser elegido, valoro cada segundo que soy elegido", confesó.

Sin embargo, lanzó una de sus frases "matadoras": "Yo no quiero la sabiduría de conformarse. Sigo prefiriendo, aún cuando ya no me cocino al primer hervor, fracasar con la más linda del corso que anotarme un triunfo secundario".


Fuente: infobae.com

25 jun. 2008

Dolina visita San Miguel el viernes 27 de junio.

Alejandro Dolina, estará este viernes 27 de Junio en el club Muñiz de esa localidad. Será para transmitir en vivo una nueva edición de su programa “La Venganza será Terrible” que se emite de lunes a viernes por radio Diez, AM 710. La entrada es libre y gratuita, desde las 21 30; a tener en cuenta: el programa comienza a las 24 horas puntualmente. La dirección es Santiago Cabral al 1000 esquina Sarmiento.

Cabernet presenta su CD "SudRealismo"

Ale Dolina: “Mi viejo es un grouppie más de Cabernet"

Así lo confesó a Críticadigital el hijo de Alejandro Dolina , uno de los músicos del sexteto vocal que lleva el nombre de esa variedad de vino.

Casi con la fuerza de una norma, la existencia de los grupos vocales argentinos se encuadra dentro del género folclórico, aunque en 2002 apareció algo así como una excepción: se trata de Cabernet, un sexteto vocal masculino que decidió ampliar la gama de posibilidades y abordar diferentes estilos de la música popular contemporánea como el soul, jazz, pop, tango y folklore.

El grupo, integrado por Marcos Lozano (contratenor), Diego Mercado (tenor), Manuel Moreira (tenor), Ale Dolina (tenor), Diego Pietropaolo (barítono) y Pol González (bajo), acaba de sacar un bello segundo disco, Sudrealismo, que presentará este jueves a las 21 en el ND Ateneo.

En diálogo con Criticadigital, Ale Dolina, hijo de Alejandro y uno de los principales compositores dentro de Cabernet, contó que la idea de la banda nació como “un desafío para intentar cantar los arreglos vocales de “Take 6”, un sexteto vocal norteamericano que hace jazz fusionado con gospel", pero que "luego tomamos un perfil propio y hoy abarcamos casi todos los géneros. Además -agregó- la idea se completa con una propuesta visual y la participación del humor, que también serán partes centrales del show”.

El disco, repleto de arreglos y diferentes texturas, tiene el insuperable valor de la calidad como solistas de sus integrantes, que trascienden lo que se espera de un grupo vocal. Es que Cabernet se piensa como grupo musical, de hecho en este disco sorprende la incorporación de varios instrumentos además de una emotiva versión del Himno Nacional Argentino.

“A esta altura ya estamos hablando de un grupo vocal e instrumental. Hay muchos temas que son totalmente a capella, pero también incorporamos piano, guitarra y percusión, todo tocado por nosotros mismos”, contó.

En el librito que acompaña el cd se puede leer un texto que Silvio Rodríguez le escribió al grupo, en el que lo felicita por el arreglo de su tema “Letra de piel”. El cubano también los menciona en una carta que le envió a Víctor Heredia y dice: “Dile a Cabernet que su versión de "Letra de Piel" es un golpe bajo, es decir, tan alto que me abruma tan generoso buen hacer. Me quedé sin palabras”.

Ale también se refirió a las influencias musicales de la banda. Aseguró que no sólo provienen de grupos vocales sino de lo que cada uno de los integrantes escucha: “Puede ser (Egberto) Gismonti, Steve Wonder, los Beatles, la influencias más variadas, todos traen sus historias y las vuelcan en el grupo”.

Al respecto, confesó que por supuesto figura su padre: “En mi formación musical mi viejo tuvo mucho que ver. En mi casa siempre había instrumentos musicales, papá ensayaba, cantaba y me apoyó mucho cuando yo quise hacerlo de manera profesional. Con el grupo tiene una onda terrible, nos viene a ver siempre: es un grouppie más”.

Cabernet compartió escenario con artistas como el propio Alejandro Dolina, Chango Farías Gómez, Marcela Morelo, y de Sudrealismo participaron Roxana Carabajal y Daniel García Quinteto. Para este nuevo show no faltarán las sorpresas ni los invitados.

“Para la presentación van a haber unos cuantos invitados: Juampi di Leone, en flauta; Guillermo Fernández; el “Pollo” Raffo con su banda; Liliana Mayo, y nosotros: un sexteto vocal que va con la idea es trascender tanto musical como visualmente. La idea es que escuches seis voces, pero que veas mucho más que eso”, contó el menor de los Dolina.

Fuente: criticadigital.com
25-06-2008

23 jun. 2008

Sabato cumple 97 y Dolina leera partes de "El Túnel"

El querido maestro Don Ernesto Sabato cumple 97 años, y su primera novel, El túnel, celebra este año su 60° aniversario, Sabato festejará por partida doble, con una lectura del texto, en continuado que se hará el viernes entre las 12 y las 16.30 en la Fundación Ernesto Sabato.

Entre quienes tendrán a su cargo la lectura hay figuras de la escena y la cultura, como Eduardo Falú; Mercedes Sosa; Rubén Szuchmacher; Graciela Dufau; Héctor Alterio, José Sacristán; Oscar Martínez; Antonio Birabent; Alejandro Dolina; Laura Novoa; China Zorrila y Daniel Veronese.
También tendrán a su cargo ciertos tramos de la lectura familiares del escritor y personas que colaboraron con la Fundación.
Una lectura similar se llevó a cabo el mes pasado en Casa de América, en Madrid. Y habrá más: "El Cervantes nos propuso hacerlo también en París, en Hungría y en Eslovenia o en Italia durante este año" dijo a Clarín Elvira González Fraga, la compañera de Sabato,
La obra, una novela psicológica narrada en primera persona y enmarcada en el existencialismo de la época posterior a la Segunda Guerra Mundial, recibió críticas entusiastas de Albert Camus, que lo hizo traducir por Gallimard al francés y le dio proyección mundial. La novela fue adaptada al cine en 1987, dirigida por Antonio Drove y protagonizada por Jane Seymour en el rol de Maria Iribarne, y Peter Weller interpretando al personaje de Juan Pablo Castel.
Sabato, que no estará en la lectura, festejará mañana sus 97 años.

Fuente: clarin.com


GABRIEL ROLON: Entrevista en Revista H

Una nueva entrevista a Gabirel Rolón, en este caso en la Revista H, una nota interesante, por las respuestas de Rolón no por las preguntas del periodista. Rolón habla sobre Dolina, por el cual tiene palabras muy elogiosas y también sobre sus miedos y sus fantasias.


GABRIEL ROLON
El psicólogo de los programas de los negros Dolina y Vernaci (falta Oro y completa la terna) hace meses que vende y vende su libro "Historias de diván". Si querés saber si se transó alguna paciente, fuiste: dice que no.

-Bien, ya escribiste tu Historias de diván. Ahora contame tu mejor historia de consultorio. No vale responder “no me pasó nada raro”. Una anécdota, sexo con una paciente, uno que te pegó...
-No queda otra que responder del modo que no vale, porque en un consultorio no ocurren cosas divertidas, sino más bien dolorosas. No te olvides que la gente viene, habla de sus dolores, llora, no hay mucho margen para anécdotas chispeantes. Con respecto al amor de algún paciente, como la mayoría de los psicólogos he tenido algunos que generaron una transferencia erótica conmigo, pero te aseguro que no es un momento divertido tampoco. Por el contrario, es un momento tenso, difícil de manejar. El paciente se avergüenza, le cuesta hablar del tema, se siente incómodo y no es una charla disfrutable.

-O sea que jamás te encamaste con una paciente…

-Nunca.
-Un embole Rolón. Al final, Bucay es más divertido. A propósito: ¿Qué tenés vos que no tenga él?

-Creo que tenemos algunas cosas en común y algunas diferencias. En común que los dos somos psicoterapeutas y escribimos. Las diferencias son que él es médico y yo psicólogo, Jorge es gestáltico y yo psicoanalista. Además, él ha demostrado a través de los años y de muchos libros ser un elegido por la gente y yo recién publiqué mi primer libro. Siento por Bucay un gran respeto porque me parece que comunica muy bien, con simpleza pero con emoción, que llega a la gente, y eso es mucho decir. No me sumo a los que lo critican sin conocerlo.

-Otra en común es que los dos son famosos. ¿Cómo te llevás con eso?

-Veo que sos un entrevistador del estilo “duro y directo”. De todas maneras debo corregirte, yo no soy famoso ahora. Creo que tengo un nivel alto de exposición, que no es lo mismo, y que ni siquiera me hace muy feliz. Pero famoso es Tinelli, o Susana. A mí a veces la gente me mira y me pregunta: “¿De dónde lo conozco?” Eso no ocurre con los famosos de verdad. Uno no se pregunta de dónde conoce a la señora Legrand.

-Bueno, digamos que no sos famoso, aunque sí mediático. ¿No te condiciona un poco eso en tu trabajo como analista? Digo, si yo fuera tu paciente lo primero que te preguntaría es: ¿Mirtha come en los almuerzos?, o ¿es verdad que Mariana Fabbiani sale con tal?

-Vos porque sos periodista y no paciente. Nadie paga lo que sale un análisis para chusmear quién sale con quién. Para eso prendés la tele y listo, te enterás rápido y gratis. Hay algo en el primer impacto de quien te ve en algún programa o te escucha en la radio, pero se resuelve enseguida. Y comienzan a hablar de lo importante. Es decir, de ellos.

-Pero no me niegues que tenés pacientes que te dicen “licenciado ayer lo vi con Susana y estaba mal vestido”, o “no me gusto lo que dijo en lo de Mirtha”...

-Sí, claro. Hay una paciente que se enoja mucho. “Rolón, no lo dejan hablar”, me dice. O: “¿Para qué va ahí?”. Yo me río. Nada más. También están los que me reconocen en la calle, y por lo general suelen ser muy amables conmigo. Tal vez porque no soy un tipo agresivo ni polémico. No busco en eso la llegada al público. Eso es fácil, y falaz. Yo trato de acercarme desde el pensamiento y el respeto. Además, siempre trabajé con artistas que se dirigen de esa manera al público.

-Uy, tocaste un tema... ¿Quién es peor: Dolina o Vernaci?

-¿Ves que sos un periodista malo e incisivo? Apuntando a lo peor y no a lo mejor. No doy por válida la pregunta. Ambos son geniales. No en vano son el mejor hombre de la radio y la mejor mujer de la radio. Además, los dos son queridos amigos de más de quince años y han estado en mi vida en los momentos más difíciles ayudándome desde el cariño e, incluso en un momento muy complicado para mí, económicamente.

-Pero al negro Dolina lo abandonaste…

-Eso fue durísimo. Es mi amigo, mi ejemplo y uno de los artistas más importantes que ha dado la Patria. A veces no se lo dimensiona en su justa medida. Escribe y lo hace maravillosamente bien, compone y, según mi modesto entender, es uno de los músicos más talentosos de la actualidad, sino el más. Hace radio y lo hace mejor que ninguno. Canta y es un placer escucharlo. ¿Qué más decir? Separarse de alguien así es siempre un dolor.

-¡Qué exagerado!... En fin: ¿cómo lo conociste?

-Yo era guitarrista de tango, y Alejandro estaba buscando un trío de guitarras para algunas cosas artísticas que estaba planeando y así nos contactamos. De a poco nos fuimos quedando a conversar y matear después de los ensayos y nos fuimos haciendo amigos. Más tarde llegó trabajar juntos.

-¿Qué hacés peor: tocar la guitarra, cantar o escribir?

-Es difícil hacer un juicio sobre la propia obra, pero creo que lo que peor hago de esas tres cosas es cantar.

-Y como guitarrista, ¿acompañaste a algún grosso? (uno de apellido Grosso?)

-Sí, claro. Antonio Tormo, Hernán Salinas, Reynaldo Martín, además de compartir escenario, gracias a Alejandro, con Jairo, Mercedes Sosa, Baglietto, entre muchos otros.

-Si tuvieras que formar tu propia banda, ¿cómo sería?

-Me encantaría cantar con Federico Mizrahi y Luis Longhi en “Demoliendo Tangos” o con Fernando Rabih en “La Surca”.

-¿Te autodiagnosticaste alguna patología?

-No, no creo en el autoanálisis ni el autodiagnóstico. Pero estoy convencido de que soy un obsesivo.

-Te propongo un juego. Si yo fuera psicoanalista y vos vinieras a verme, con algo que verdaderamente te angustia desde hace mucho tiempo, ¿qué sería?

-La muerte.

-¿Y tu fantasía (psicoanalíticamente hablando)?

-Ser amado por mis hijos y deseado por mi mujer hasta el último de mis días.

-Al final sos un Charles Ingalls. ¿Drogas?

-No. Jamás consumí drogas. Todo aquello que a uno le haga perder la conciencia de sus actos, excepto el inconciente en análisis, me incomoda, ya se trate del fanatismo o de la cocaína. Me gusta estar con gente que sabe lo que dice y es responsable por lo que hace.

-Cuando te deprimís, ¿cuál es la persona que querés tener en ese instante para consolarte?

-Mi viejo. Ya no lo tengo. Ahora, no me queda otra que buscarlo dentro de mí y, si no lo encuentro, llorar a solas.



Fuente: Revista H
Por ALEJANDRO BELLOTTI .
FOTO: PABLO GRIMBERG

22 jun. 2008

ENTREVISTA A ALE DOLINA Una voz con prosapia

El hijo del conductor y escritor integra Cabernet, el muy buen grupo vocal que presenta su segundo disco el jueves. Aquí cuenta su historia.

Por: Mariano del Mazo

Desde que los conozco, para mí se acabaron el pinot noire, el carmenere y el merlot, termina la carta de Silvio Rodríguez. El destinatario es Cabernet, el grupo vocal en el que sobresale Alejandro Dolina Jr. (alias, Ale) y que completan Marcos Lozano, Diego Mercado, Manuel Moreira, Diego Pietropaolo y Pol González. La carta figura en el segundo disco del grupo, SudRealismo -que presentan este jueves en el ND Ateneo-, y es uno de los muchos elogios que han recibido.

Ale Dolina toma un té en un bar, refugio de la lluvia helada que cae en Barracas. De un modo brutal, alguien del entorno había avisado que "Ale tiene los huevos al plato de que le pregunten sobre su padre". Sin embargo, con naturalidad, contará: "Mi viejo siempre me rodeó de música. En casa había instrumentos y él tocaba, ensayaba. Mi acercamiento a la música fue así".



Después estudiaste...

Sí, primero piano y después hice la licenciatura de composición en la U.C.A. Estando en la facultad entré en el coro de Mariano Moruja, el Grupo Vocal de Difusión. Y ahí conocí a varios de los chicos con los que en el 2002 formamos Cabernet.

¿Por qué un grupo vocal?

Mi papá me instó a cantar y me metía en sus musicales. Le encontré el gusto. Cabernet tiene cosas de Take 6 pero ahora estamos buscando otros rumbos. Sé que muchos no se bancan a los grupos vocales... Pero, en fin, tomamos un camino alternativo. Queremos hacer la mejor música posible.

¿Por qué creés que muchos no se bancan a los grupos vocales?

Me parece que hay un estigma de solemnidad. Nosotros tenemos la premisa de desacralizar. Creo que por un lado los medios bombardean con otras músicas, de más fácil digestión. Y por el otro, hay que adaptar este tipo de propuestas a los tiempos que corren. En el vivo no se puede soslayar, por ejemplo, lo visual.

El disco es una apología del eclecticismo: hay temas propios (abre con la lúcida World Music, compuesta por el propio Dolina), de Silvio Rodríguez, Leguizamón y Castilla, Charly García, Tom Jobim, Marcela Morelo y hasta una versión del Himno Argentino. "No lo vivimos como caos. Hay una unidad de sonido".

A los 28 años, Dolina advierte que no cree que su futuro esté signado sí o sí por la música. "Quién sabe, por ahora soy feliz con Cabernet y con el reconocimiento que tenemos", cavila. Y dice que tuvo un grupo de rock llamado La Cuesta en el que tocaba teclados, que nunca perteneció a una tribu urbana, que no es para nada tanguero, que vivió un tiempo enfermo por Los Beatles y que está orgulloso de tener el padre que tiene. "Le encanta lo que hacemos. Me apoya, va a todos los conciertos. Le gusta en serio", dice al final.

Termina el té, saluda y se va, con su abrigo, su paraguas, su melena y su nariz, tan Dolina.

Fuente: clarin.com

18 jun. 2008

Muy pocos se sientan a leer en las bibliotecas públicas

También disminuyó el préstamo de libros a domicilio. La caída empezó en 2001.Los preferidos son los best sellers, libros de historia y material de estudio.

¡Shhh! ¡Dejen leer! Esta frase, que hasta hace unas décadas era común en las bibliotecas argentinas, desde hace un tiempo se escucha menos.

"Todas las bibliotecas hablan de una disminución de público. No ahora sino desde la crisis de 2001. Esto ha tenido que ver con las situaciones críticas que han pasado las propias bibliotecas y el país", admite María del Carmen Bianchi, presidenta de la Comisión Nacional Protectora de Bibliotecas Populares (Conabip).

Las cifras de Bianchi son rotundas: entre 2001 y 2006 los préstamos en sala disminuyeron 36% y a domicilio 16%.

Esa falta de público también se revela en las encuestas: según un estudio realizado por la Fundación El Libro y la Universidad de San Andrés, sólo 7% de los lectores argentinos obtiene libros de una biblioteca.

La mayoría -40%- lo compra y el resto -28%- lo pide prestado o lo recibe de regalo.

El gobierno porteño hace otra interpretación de la crisis: según ellos, más que falta de socios, el problema de las bibliotecas es que cada vez menos gente concurre a las salas.

En la Ciudad de Buenos Aires se estima que existen más de 150 bibliotecas públicas. Algunas pertenecen al Gobierno porteño -26- y otras al Estado nacional, subvencionadas o ligadas a asociaciones. Las de mayor afluencia son las estatales.

Párrafo aparte merecen las bibliotecas populares -alrededor de 2.000 en todo el país- que tienen la misma lógica de un club de barrio o sociedad de fomento. Son constituidas por vecinos. El presupuesto nacional les asigna casi 22 millones de pesos para su financiación.

Tanto populares como municipales tienen como clientes "predilectos" a los alumnos de primaria.

"Solemos denominarlos 'cautivos': necesitan de la lectura para poder satisfacer una demanda puntual. Pertenecen mayormente a escuelas de bajos recursos o, al menos, no los suficientes como para hacerse del material necesario para un buen rendimiento en clase", señala Alejandra Ramírez, titular de la Dirección General del Libro y Promoción de la Lectura de la Ciudad.

El otro gran grupo son los mayores de 42 años, quienes suelen buscar la lectura por placer.

En tanto, lo que más se lee en públicas y populares es material de estudio, aunque la lista de best-sellers se impone.

Un éxito en todas son los tres libros Matemática, ¿estás ahí? de Adrián Paenza y la saga de Harry Potter.

Bianchi estima, sin embargo, que en el último año y medio se ha logrado reencauzar el tipo de lectura: "En 2003, cuando nosotros asumimos, había una gran preferencia por autores internacionales, infantiles, libros de autoayuda. Nos propusimos trabajar sobre ese aspecto y hoy podemos ver una preferencia por libros de historia, por biografías, literatura nacional e investigaciones periodísticas".

Los autores más pedidos son cercanos, como Felipe Pigna y Alejandro Dolina, pero también Gabriel García Márquez, William Shakespeare y Jorge Luis Borges.

¿Qué falta? "Se necesitan textos de divulgación sobre la ciencia -dice Bianchi-, por eso creo que se da el éxito de los libros de Paenza".

A las bibliotecas públicas, dice su responsable, les gustaría contar con la cantidad necesaria de best-sellers solicitados y darlos a los lectores en el tiempo en que se los requieren.

"Esto es en el momento de éxito de la obra, cuando es ampliamente difundida y a la vez novedosa", explica Ramírez.

Más allá del tipo de textos preferidos, la funcionaria señala que se está dando un fenómeno de "privatización" de la lectura: "Ahora los adultos que buscan esparcimiento literario optan por llevarse el material a la casa. Este es un fenómeno relativamente novedoso que podríamos denominar como un progresivo avance de una forma de consumo cultural privado en el que la lectura no es el único protagonista".

En las bibliotecas de zonas más populares hay más lectura en sala y en sectores socioeconómicos más elevados crece el préstamo a domicilio.

"En general, 60% lee en la casa y el 40 restante lo hace en la sala de lectura. Ante esta realidad, las bibliotecas están desarrollando estrategias. Algunas ya pusieron en marcha clubes de lectura: grupos de personas que una vez por semana se reúnen para comentar los textos. "Nos proponemos transformarlas en lugares de encuentro", señala Ramírez.

Más allá de las buenas intenciones, lo cierto es que el placer de leer en silencio junto a otras personas está en crisis. Y las bibliotecas, cada vez más vacías.


Nota aparecida en: Diario Los Andes

13 jun. 2008

Alejandro Dolina en Berazategui el 04 de julio.

La Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Berazategui invita a la comunidad a la presentación en vivo del programa radial La Venganza será terrible, conducido por Alejandro Dolina, que se realizará el próximo viernes 4 de julio a partir de las 24 hs. en el Centro de Actividades Deportivas, Culturales y Recreativas Roberto De Vicenzo , ubicado en calle 148 y 18. El ingreso será con entrada anticipada gratuita. El programa, como siempre, será transmitido por Radio 10, AM 710.



DISTRIBUCIÓN DE ENTRADAS GRATUITAS

Para el espectáculo de Dolina, el horario de ingreso será las 23, y para presenciar el programa pueden retirar las localidades anticipadas gratuitas, a partir del jueves 12 de junio.
Para más información comunicarse a los siguientes números telefónicos de la Secretaría de Cultura y Educación: 4226-3200 ó 4256-2032/9979. También vía internet en www.culturaberazategui.gov.ar

11 jun. 2008

Entrevista a Dolina en diario Crítica (11-08-2008)

Alejandro Dolina, en radio 10 y cada vez con más audiencia

“No puedo estar siempre de acuerdo con mis empleadores”

Cada noche, más de la mitad de la gente que escucha radio en la Argentina elige clavar el dial en La venganza será terrible, un clásico que convoca a multitudes con las infrecuentes armas del tango, la literatura y el pensamiento.

El hombre al que cientos de chicos y chicas van a ver de lejos cada noche está ahí, al alcance, del otro lado de la mesa, moviendo las manos, explicando cuestiones, reflexionando.

Al cabo de una hora de reportaje hasta se sentará al piano para explicar por qué eso de que Alberto Castillo nunca desafinaba es un mito. Alejandro Dolina, uno de los hombres más exitosos de la radiofonía argentina (con un lugar asegurado en La Historia, al menos según Héctor Larrea), que desde el año pasado conduce el tradicional La venganza será terrible en la frecuencia de Radio 10 (el 56% del encendido es suyo, medianoche tras medianoche, según las últimas mediciones), recibe a Crítica de la Argentina en su coqueta casa de Belgrano y sus carcajadas disparan recuerdos que cumplen veinte años.

“¿Quién es Dolina? Un verdadero incompetente”, dice cuando bromea sobre las preguntas absurdas que muchas veces le han hecho. Aunque la charla también tiene momentos sinuosos: el conflicto del Gobierno con el agro o la chatura de los medios de comunicación son temas con los que se pone serio, para no hablar de los que juraron no escucharlo nunca más por haberse pasado a la radio de Daniel Hadad.

–¿Le dolió la polémica generada por el cambio de emisora?

–Yo me hago cargo únicamente de los contenidos del programa: no puedo estar de acuerdo con mis empleadores siempre, porque entonces no podría trabajar con nadie, o con casi nadie. Puedo responder por lo que digo y sostengo en el programa, que sigue la evolución propia de un tipo que ha elegido una forma de pensar y ver la realidad con todos los riesgos que ello supone. La radio a mí me hace muy feliz, me gusta mucho encontrarme cada noche con los muchachos, especialmente el grupete que se ha formado ahora.

–Alguna vez dijo que, en la vida, uno hace siempre más o menos lo mismo. ¿Cuánto cree que cambió el programa?

–El programa cambia pero no catastróficamente, no se producen esas crispaciones de renovación que son el peor consejero para un artista; eso de repintar todo para que la gente crea que está cambiando o que ha cambiado súbitamente. Entonces se cambian el título, las cortinas, el orden de las cosas, y el programa siempre es igual. Acá no, lo que se ha ido produciendo es una modificación de nosotros mismos; hemos aprendido una cosa, desaprendido otras, renunciado a otras. El programa no es tan gracioso, es más intenso y más complejo, me parece.

–¿Sigue pensando que lo que usted hace lo hizo antes y mejor Antonio Carrizo?

–Ojalá hubiese podido hacer algo de lo que hizo Antonio (Carrizo), que ha hecho cosas que yo no podría repetir ni lunarmente. Nos parecemos en una vecindad de inquietudes y asuntos preferidos que es propia de los amigos: le gustan los libros, algunos escritores, cierta visión de la historia popular argentina, etcétera. Ahí pisamos los mismos terrenos. Él hizo una radio distinta y le añadió una preocupación por los asuntos culturales de un modo irreversible. Ahora cualquier locutor de la tarde puede referirse al Premio Nobel de Literatura o a un libro que ha salido, son cosas de todos los días ahora, pero antes de él no era así.

–Comparten cierta “atorrantez”.

–Yo creo que uno puede tener una visión casi antropológica sobre “lo atorrante” y también una visión afectiva. Pero creer que ello constituye algo que hay que aprender, que con eso se hace escuela, que eso es preferible a la universidad, es una locura. Y lo triste es que esto ha prendido en muchos intelectuales. Si un intelectual confunde lo afectivo con lo científico, está meando fuera del tiesto. Hay una vulgarización de los materiales que genera un consumo de ellos de parte de gente que está a mitad de camino entre el intelectual verdadero y el aficionado; y entonces salen algunas revistas de cultura, por ejemplo, que están hechas por los más periodistas entre los intelectuales y los más intelectuales entre los periodistas, como decía Pierre Bourdieu. Y esto genera una forma de pensamiento que no es ni una cosa ni la otra y que desmerece el tratamiento serio que merecen algunos temas. No siempre esa mezcla es rendidora. Entonces, en vez de discutirse si es mejor el librecambio o el proteccionismo, se termina discutiendo quién de cuatro tipos baila mejor.

–¿Y le parece que se le da mucha importancia a eso?

–Tinelli es estudiado con la perplejidad de pensar por qué se produce un fenómeno como ése. Ahora, hablar de Tinelli como si tuviera algún interés artístico es peligroso. Que lo vea mucha gente es exterior al fenómeno. Pero es un tema para verlo con la lupa de la antropología, no del arte.

–Eso quiere decir que mira tele; ¿también escucha radio?

–Escucho a Antonio, a veces a Larrea, y muchos programas deportivos partidarios. Me causa mucha gracia escuchar cómo la gente llama indignada ante la menor contrariedad del equipo. A veces estoy en el auto y tanteo algunos de esos programas y me río mucho. Había en televisión, usted lo habrá visto, un programa que se llamaba El aguante, que era horrible y sacralizaba el odio entre hinchas, estaba hecho no con ironía sino compartiendo esas barbaridades, ese sentir. Muchos son antes hinchas que periodistas: usan la palabra pasión, repiten eso de que el hincha verdadero sigue a su equipo a todas partes, refrendan eso de que hay que dejar la vida en la cancha. Bueno, paremos, ¿no? Esos mismos tipos, quince minutos después, se paran en la silla para señalar que la culpa es de la sociedad, que es violenta, o que es parte del folclore del fútbol; pero ¿qué es parte del folclore del fútbol? ¿Que los tipos de Deportivo Morón, si les pisás la bandera, te maten? Es una locura. Y se ve mucho en la televisión. Y si hay miles de páginas y horas de televisión dedicadas al fútbol, es muy difícil que no exista un énfasis. Eso conspira contra la verdad.

–¿Siente que se miente mucho en la televisión?

–Hay un canal de noticias que transmite 24 horas, e innecesariamente ocurre que en algún punto llega el énfasis. Si salimos mañana y hacemos notas solamente a kiosqueros asaltados, el pueblo argentino va a creer que estamos ante una epidemia de kiosqueros asaltados, y solamente porque lo hemos enfatizado. ¿Cuántos kiosqueros asaltan por día? ¿Treinta? Si los ponés a los treinta uno atrás del otro y además lo hacés muchas veces por día, que es lo que sucede, al cabo de un tiempo la gente no va a creer que haya otra cosa que kiosqueros asaltados. Y eso es una forma de mentir. La gente ni siquiera escucha lo que le explica el editorialista de TN o C5N, escucha lo que explica el tipo que pasaba por ahí. Editorializa el tipo que estaba parado en la esquina, y cualquiera transmite su pensamiento por la tele; entonces la gente empieza a pensar no como Martínez Estrada o Jauretche, sino como el tipo que estaba parado en la esquina. Los tipos parados en la esquina y los hinchas son los mentores ideológicos del pensamiento mediático actual, es así.

Gobierno-campo: “El punto central es el viejo odio al peronismo”

Después de hablar de la radio y la televisión, de Tinelli y sus danzarines, del aguante futbolero y de los canales de noticias y sus líneas editoriales, lógicamente Dolina llega hasta el persistente conflicto entre el Gobierno y el campo y por ese camino, al peronismo.

“El del campo evidentemente es un problema sobredimensionado –dice–, que ha sido superado por otro asunto, y no es tan complicado de entender. Usted lo escucha a De Angeli y se da cuenta de que es uno de los mentores del pensamiento que hay detrás. Yo no veo mal que él defienda al campo, discrepo absoluta y terminantemente con él, pero no me parece mal. Ahora, que tengamos ocho o diez intervenciones por día de De Angeli me parece peligroso. Pero eso es la noticia.

El punto central es el viejo odio al peronismo. Esto no es más que un episodio cualquiera que desata una cuestión sustantiva que se adjetiva a lo largo de la historia de distinta manera; en este caso se adjetivó con este conflicto: ‘Estoy con el campo’ pone un taxista en la luneta trasera del auto. Uno se imagina que debe ser ingeniero agrónomo, pero no, y no está con el campo.

El cartel, en realidad dice: ‘Soy antiperonista’. Y peor todavía, hay muchos tipos que se suben al reclamo del campo para reclamarle al Gobierno otras cuestiones; el tipo que salió a cacerolear o el que escribió ‘volvé, Videla’ estaban esperando que alguna especie de estallido viniera a justificar su manera de sentir. Nadie opina con inteligencia, y muchas veces la inteligencia, antes que nada atenúa el encono.”


Fuentes:
Crítica Digital
Nota: Marcelo Pavazza

Atención: a partir de las 14:00hs pueden bajar la nota de la versión escrita del diario en versión PDF.

9 jun. 2008

Fontanarrosa vs. Dolina

Fontanarrosa y Dolina, juntos en clave teatral

Gustavo Delgado y Pablo Latapié recrean algunos de los cuentos de los famosos “Negros”


No en un duelo, sino en un contrapunto cargado de humor y de cotidianeidad. Los "Negros" Roberto Fontanarrosa y Alejandro Dolina son artífices involuntarios de la propuesta teatral.

Los puntos en común saltan a la vista del lector con tanta naturalidad como sus diferencias. Por eso, no es raro que a alguien se le haya ocurrido enfrentarlos, pero no en un duelo, sino en un contrapunto cargado de humor y de cotidianeidad.

Los "Negros" Roberto Fontanarrosa y Alejandro Dolina son artífices involuntarios de la propuesta teatral que se presentó el sábado 31 a las 22, en la sala Ross (Laprida 135). Por pedido del público habrá una nueva función a las 0 horas. En junio continuarán las funciones en horario de trasnoche a las 0 horas.

"Dolina vs. Fontanarrosa" es el nombre de la obra que protagonizan Gustavo Delgado y Pablo Latapié.

"Un día, leyendo cuentos de Fontanarrosa, me pareció que había historias muy parecidas a las de algún otro autor, con muchos puntos en común. Busqué, y encontré a Dolina. Manejan los mismos temas, con diferentes lenguajes, y me pareció interesante marcar esas diferencias desde el teatro", dijo Gustavo.

Pablo puntualizó que los temas en común son el fútbol, el psicoanálisis, las mujeres y los recuerdos de infancia, entre otros. “Elegimos ocho cuentos, cuatro de cada uno, pero esta temporada presentamos el ‘volumen 1’, con cuatro cuentos que teatralizamos e interpretamos desde lo actoral, y no como cuentacuentos”, aseguró.

Esta primera parte de la propuesta, que se verá en esa sala los sábados de este mes y del próximo, tratan sobre fútbol y recuerdos de infancia. Los cuentos de Dolina que forman parte de esta obra son “Tácticas y Estrategias de la escondida” y “Relatores”; los de Fontanarrosa son “Consejos de padre” y “Algo le dice Falero a Saliadarre”.

Ambos actores se ocuparon de aclarar que no hay una intención oportunista por la muerte de Fontanarrosa al plantear esta obra. “La idea surgió en febrero de 2007, y empezamos a hacer los trámites de derechos de autor antes de que muriera el ‘Negro’”, aseguró Delgado, quien contó que no tuvieron problemas con su familia ni con Dolina para usar los textos.

"Aunque de paso cañazo le rendimos un homenaje al ‘Negro’, que se lo merece", acotó Pablo.

La obra cuenta con la dirección de Jorge Abregú, quien condujo las riendas del proyecto hasta el ensayo número 12, y allí dejó su legado por una cuestión de cábalas, según explicaron los actores, ideando lo que podría haber sido un cuento de Fontanarrosa o de Dolina, en base a esas costumbres del director.

Fuentes:

La gaceta

Sala Ross

Entrevista a Dolina en

“Aún hoy, los hombres tienden a considerar a la mujer como una propiedad”

Conductor del siempre exitoso La venganza será terrible (por Radio Continental), Alejandro Dolina acaba de aumentar, además, su obra narrativa con otro libro: Bar del Infierno. Pensamos que sus nuevos relatos nos darían pie para analizar los tres temas centrales sobre los que hablan los argentinos frente a un humeante café –minas, fútbol y política–, pero algo cambió en el transcurso de la charla…


Bar del Infierno, se llama la obra, el último libro de Alejandro Dolina. Quien, como todo el mundo sabe, además de esa legión de fieles que viene trasnochando desde hace años para escuchar su La venganza será terrible (por Continental, el programa radial de más éxito de dos décadas a esta parte) también se dedica a escribir. Así que ahora la consigna es remitirnos a la mesa de un bar y abordar los tres temas fundamentales para los argentinos, mientras un mozo va y viene portando una bandeja poblada con pocillos y cerveza: minas, fulbo y política.

–Sentados a la mesa de un bar, Dolina, ¿cuál de los tres sería el prioritario?
–Para mí las minas, evidentemente. En estos días donde la gente va al bar a repetir lo que oyó por televisión, pareciera que las minas estuvieran un poco más a salvo de esa opinión oficial mediática sobre el fútbol y la política.

–¿Y qué es lo primero que habría que decir al respecto?
–Casi siempre que se habla de mujeres se trata de una confidencia. Yo creo que casi nadie puede en estos tiempos mantenerse a solas con sus dificultades amorosas. La gente desea expresarse al respecto incluso –no sé si le ha pasado, César– ya no en forma privada sino en forma pública. A mí muchas veces algún taxista me contó sus problemas domésticos. Pero es en los bares donde la confidencia resulta más razonable que en un taxi o en un programa de televisión...

–Leí por ahí que estuvo hace poco en España, haciendo La Venganza… desde Barcelona. ¿Pudo constatar algo respecto a ese axioma nacional que dice: “No hay mujeres como las argentinas”?
–Es una de las pocas cosas que decimos que tiene algo de verdadero. Yo estoy en contra de estas afirmaciones del orden de: “los ingleses son flemáticos”, “los franceses son mesurados”, pero sí se puede hablar de algunos interesantes cruces que se producen en la gestación de las argentinas.

–¿Por ejemplo?
–Digo, cruces de inmigraciones, cada una de las cuales tiene de por sí un elemento de belleza y de atracción, y que aquí se han mixturado convenientemente mucho más, me parece, que en otros países. Y desde un punto de vista groseramente estadístico, también podemos afirmar que uno aqui se cruza una mujer hermosa en cada cuadra; eso, en otros países, no es tan frecuente, estimado amigo...


César Litvak. Fotos: Maximiliano Vernazza.
Fuente: Revista Gente

5 jun. 2008

José Pablo Feinmann y los Blogs

Hace unos días leí en algunos blogs las repercusiones sobre las declaraciones de José Pablo Feinmann (el Feinmann bueno como le dicen algunos) la mayoría, por no decir todas, son de enojo hacia Feinmann, en otras las expresiones de enojo llegan al insulto, y muchos lo tildan te “Kirchenerista” para descalificarlo, como si esto invalidara su opiniones.

Las declaraciones que enfadaron a muchos blogger fueron hechas por el filósofo José Pablo Feinmann en el blog Cámara Libre, de Clarín. Le dijo a la cámara del periodista Franco Torchia que "en Argentina no hay pelotudo que no tenga un blog", entre otras cosas. El video se distribuyó por la red y no hubo pelotudo, digo blogger que no le respondiera al filósofo.

Las frases que los bloggers y las páginas de los diarios (son blogs también?) mas destacan fueron:

“en la argentina cualquier pelotudo tiene un blog” la verdad es que en cualquier parte del mundo un pelotudo tiene un blog, como también es muy cierto que cualquier pelotudo escribe un libro, basta con ir a la feria del libro, también cualquier pelotudo tiene un programa de radio, basta con encender la radio, y cualquier pelotudo tiene un programa de televisión, basta con encenderla también. Pero de todas estas cosas creo que la menos grave es tener un blog.

También dijo que la mayoría de las personas que opinan en los blogs "un jefe de redacción les daría una patada en el culo y los echarían por la pésima prosa que tienen" creo que debe ser cierto, pero por esa misma razón escriben en blogs y no en un diario, pero también es cierto que en muchos de los diarios mas importantes de la Argentina se escribe muy pero muy mal, basta con leer los títulos, y si quieren un ejemplo mas concreto lean “Ámbito Financiero.”

"Ese democratismo me parece agraviante para el lector" "hay que saber escribir, sino no le hagas perder el tiempo al que te lee". Fueron otras de las frases.

Feinmann también dijo que la Feria del Libro es "un gran circo" en donde los visitantes compran muy poco y "después no compran un libro en todo el año". Además, afirmó que las obras de Jorge Bucay y Paulo Coelho son "basura". Creo que tiene razón.

Pero mejor es ver y eschar lo que dijo, aquí el video de la nota:


En gran parte estoy de acuerdo con lo que dice Feinmann, y es muy posible que yo sea un pelotudo que tiene un blog, ya era pelotudo antes de tenerlo, y cuando deje de tenerlo seré un pelotudo sin blog. Pero me parece que no hay que querdase solo en esa frase, creo que Feinmann intenta defender la escritura, el idioma, el respeto al lector, la mirada crítica e inteligente y la opiñión con fundamento. Y en eso estoy de acuerdo con él.

Pero lo que me parece mas triste de todo, es que se hable de José Pablo Feinmann sólo por lo que ha dicho de los blogs, es una persona muy inteligente que ha escrito numerosos y muy interesantes libros sobre diversos temas, historia, política, cine, filosofía. También escribe domingo por medio en la contratapa del diario Página 12, las notas son excelentes y dan una mirada crítica e inteligente a muchos de los problemas de cada día de la Argentina y el mundo. Y además desde hace unas semanas hace un programa en el Canal Encuentro, se llama “Filosofía aquí y ahora” es un programa de media hora, donde como su titulo lo indica se habla de filosofía, creo que es altamente recomendable, si tienen un rato veanló, no se queden sólamente con lo que dijo sobre los blogs, ha dicho cosas mucho mas interesantes y vale la pena leer y escucharlo.


Sobre Jósé Pablo Feinmann:

Biografía

Entrevistas en canal encuentro (muy buenas)

Filosofía aquí y ahora (programa en canal encuentro)

Bibliografía


Ignacio, un pelotudo que tiene un blog.

ir arriba