9 jul. 2008

Se presentó en Berazategui con gran éxito


El encanto de Alejandro Dolina

Con una verdadera multitud como marco de público, a pesar del mal tiempo reinante, Alejandro Dolina transmitió su programa radial La venganza será terrible desde el Centro de Actividades Deportivas, Culturales y Recreativas Roberto De Vicenzo.
El ciclo, que se emite por Radio 10, convertido en un clásico de reflexión y humor, tuvo nuevamente su centro en Berazategui merced a esta propuesta de la Secretaría de Cultura local que tuvo un notable eco de público.
El conductor del programa, Alejandro Dolina, ofreció con su habitual amabilidad, una conferencia de prensa previa a su envío radial, junto al intendente de Berazategui, doctor Juan José Mussi y el titular de la cartera cultural, Ariel López.
"Hay jóvenes que se interesan en el programa que hacemos y en cierta manera siento temor de que una desgracia venga a demostrales que uno no era el que creían sus tías. Eso que algunos explican que cuanto más gente hay, más responsabilidad tiene uno, es un lugar común pero es verdadero", sostuvo Dolina con su habitual sinceridad.
El intendente Mussi dijo que "vengo al espectáculo no por cumplir sino porque me gusta realmente lo que hace" a lo que Dolina agregó: "es el único intendente que viene porque le gusta, en otros municipios hay una especie de guardia pretoriana que impide que los intendentes huyan". El conductor agregó: "acá al intendente lo aplauden, eso es lo que tiene la democracia donde lo aplauden lo votan".
Sobre el momento que vive el país, Dolina dijo que "es muy difícil, los problemas son infinitamente menos graves que sus efectos. La sensación que uno tiene cuando uno ve la ferocidad, el odio, la violencia del enfrentamiento es de estupor, porque ciertamente no es un problema tan grave, no sucede en un país colapsado sino en uno en crecimiento. De manera que me llama muchísimo la atención el carácter feroz del enfrentamiento. Hemos tenido, los argentinos, problemas muchísimo más graves que se resolvieron con mayor facilidad".
El intendente Mussi agregó que "un accidente en Estados Unidos o en Europa es una fatalidad, y aquí en vez de atender primero al accidentado buscamos los culpables. Coincido con Alejandro que la situación de tensión -en obvia alusión al conflicto con el campo- nadie creyó que cuando empezó esto en el mes de marzo nos iba a tener en vilo a todos los argentinos en estos momentos".
Para Ariel López, "que Dolina haya aceptado estar nuevamente en Berazategui es un placer y sabemos que con la calidez del público de este distrito va a haber una nueva visita, que no va a ser la vencida".

Fuente: Diario el Sol de Quilmes
Foto: quilmespresente.com

2 comentarios.:

Adrianófanes dijo...

Me quedo con esa definición del Negro, acerca de nuestro país, que tiene "problemas mucho menos graves que sus efectos". Quizás haya en esa afirmación una manera de exponer algo así como el sentir nacional, o el prototipo del ciudadano argentino, más allá de los riesgos que acarrea caer en ciertos facilismos o reduccionismos.

Otra cosa que me pareció interesante es aquéllo de cierto temor por su figura pública. Dolina dice que en el fondo cuanto más público es uno, cuanto más comprometido está y cuanto más gente lo sigue, las responsabilidades son mayores. Debe ser difícil convivir con eso. Muy difíci...

Ignacio dijo...

Gracias Adriano por destacar esa frase, yo también creo que es acertada.

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario!!!
Lo responderé a la mayor brevedad posible!!!!!

ir arriba