12 oct. 2010

Dolina en Rojas: "Uno a veces olvida las penas esforzándose en la inteligencia"

En su visita a Rojas, el Negro Dolina habló de sus nuevos proyectos
Les dejo una nota  publicada en El Nuevo Diario Rojense a propósito de la visita de Dolina y la Venganza al ciudad de Rojas el viernes pasado 8 de octubre. Como siempre que sale de la Ciudad de Bs. As.

Además de los detalles de la visita a Rojas, Dolina contó algunos de sus proyectos, en los que se encuentra del trabajo que ha comenzado con Campanella y de su próximo libro, cosas que ya había anticipado. Pero lo novedoso, es que también estaría cuentan que están trabajando en una "Opereta" y un compilado de "radiocines." Lo que no queda claro es si es de una nueva opereta o la puesta en escena de Lo que me costó el amor de Laura. Y con respecto a los radiocines, tampoco hay muchas referencias, se tratará de nuevos radiocines o de una reedición del CD doble de
Radiocines presentado hace unos año?

 "Uno a veces olvida las penas esforzándose en la inteligencia"
Barton, Dolina y Dorio el viernes en Rojas
El Negro Dolina pasó por Rojas e hizo colmar las instalaciones del Italia donde ofreció, como cierre de la II Feria del Libro, una emisión en vivo (fue grabada y será irradiada el viernes por Nacional) de su clásica propuesta nocturna "La venganza será terrible" - Fue mucho más que un show, fue mucho más que un mero espectáculo: fue una verdadera comunión afectiva entre un artista popular y su público

Un Alejandro Dolina enfocado, muy inspirado y positivamente vinculado emocional e intelectualmente con las cerca de dos mil personas -de Rojas y ciudades vecinas- que abarrotaron el Teatro Italia el domingo por la noche, ofreció un magistral cierre para la II Feria del Libro de Rojas.

Dolina condujo desde nuestra ciudad una brillante emisión -que fue grabada para ser emitida a través de Radio Nacional el próximo viernes desde la medianoche- de su clásica propuesta radial "La venganza será terrible".

Acompañado de Patricio Burton y Jorge Dorio, y con el notable aporte musical de Manuel Moreira (guitarra y voz) y de sus hijos Ale (bajo y voz) y Martín (melódica y voz), Dolina terminó ovacionado de pie por el público presente, el mismo público con el cual se prodigó, al término del espectáculo, en una ronda inacabable de fotos y saludos personales a la cual se prestó con absoluta predisposición.

¿Qué pasó? El comienzo habitual con las presentaciones y mensajes, esos diálogos extrañamente simbióticos entre Dolina y Dorio, que son de lo mejor que le puede suceder a cualquiera que se incline humildemente ante la inteligencia ajena, un espacio de reflexión dedicado, en este caso, al Papa Luna, un antipapa, en rigor (marco en el cual Dorio metió un flechazo inspirado para aludir a quienes usurpan espacios de poder, "sean papas... o vicepresidentes..."), una inenarrable saga humorística y surreal sobre la mafia de la soda y el final con el Sordo Arnaldo Gancé, con deslumbrantes intervenciones de Ale y Martín Dolina y Manuel Moreira. Ale Dolina y Moreira, cabe señalar, son parte del prestigioso conjunto vocal Cabernet, cuya audición recomendamos calurosamente. Y, para el cierre, otra versión descojonante del "calypso bananero" (ya un clásico de "La venganza..."), mixturando el leit motiv original con los infortunios de Andrés, a quien los deseos "le salen al revés".

No estará de más, apuntamos a todo evento, revivir el próximo viernes por Nacional lo que hizo Dolina en Rojas...

DOLINA
"Para mí es un gusto hacer el programa de radio; y no pasa solamente por lo afectivo, sino también por un ejercicio intenso de pensamiento, de búsqueda, y algunas veces, muy pocas, de encuentros", nos apunta el propio e ínclito Dolina, al término del espectáculo, en tono por demás de afable y cordial.

En 1975, Dolina hizo sus primeras participaciones radiales en Mañanitas Nocturnas, programa de Carlos Ulanovsky y Mario Mactas, por Radio Argentina. Intepretaba a un periodista llamado Gómez. Allí apareció por primera vez el Sordo Gancé, músico improvisado, presente hasta hoy en las emisiones de "La venganza será terrible".

El 2 de abril de 1985, Dolina debutó en radio al conducir un programa que se emitía por Radio El Mundo, Demasiado tarde para lágrimas. Bajo el mismo nombre, el programa se trasladó años después a Radio Rivadavia, y luego a la radio Viva FM, pasando a llamarse El ombligo del mundo. Más tarde continuó en FM Tango bautizado por motivos contractuales como La venganza será terrible, llegando hasta Radio Continental, y Radio Del Plata, donde se transmitió durante un año.

A finales de 2006, el programa se trasladó a Radio 10, donde permanecería hasta fines de 2009. Desde febrero de 2010 se emite por LRA Radio Nacional. Lo acompañan al aire: Patricio Barton todas las noches, y Gabriel Schultz y Jorge Dorio, alternadamente.

El dato, en sí, es más que contundente: su programa de radio -independientemente de la emisora que lo albergue- es líder en su franja horaria desde el primer año de emisiones, con un encendido superior al 50 por ciento de los receptores. En buen romance, cada noche medio país, desde la medianoche, escucha a Dolina.

Considerado ya un clásico de la radiofonía del Río de la Plata, cuando sale de Buenos Aires llena todos los auditorios donde se presenta. Como lo hizo en Rojas, sin ir más lejos.

Su labor diaria es tanto una invitación a la historia y la literatura como al surrealismo. Logra hacer prosa tanto de un fragmento de la Odisea como de un decálogo de consejos para quitar mejor las manchas de la ropa. Su capacidad de improvisación como narrador, actor y músico asombra día a día.

LA RADIO
"Sería mucho menos feliz si no tuviese este programa; lo hecho en falta cada vez que por alguna razón debo tomarme vacaciones o alejarme por un tiempo", nos dispara luego Dolina, en tono confesional.

"Así que no tengo más que agradecimiento para la radio como suceso de mi destino, no como institución; ¿qué me importa eso? Hablo de la radio como algo que me pasó, como una de las mejores cosas que me ha pasado en mi vida, que me sigue pasando. De manera que no hago otra cosa que disfrutarlo", añade.

-Pero lo mismo le ocurrió con la literatura. Las Crónicas del Ángel Gris lleva más de medio millón de ejemplares vendidos, y no hay Feria del Libro en la que le alcance el espacio para recibir al público, cuando usted se presenta...

-Si, si. Pero, vea, tiene más sentido que eso me haya pasado en el ejercicio de la literatura, porque me adiestré para eso, me preparé para ese asunto. Pero lo de la radio fue una casualidad... La radio no tendría por qué haberme aceptado. Eso sí me pasó. Lo otro puede ser consecuencia de una pertinacia, de un ejercicio. Pero a la radio la "ligué"... Y podría no haberme dado ni bolilla. Porque después de todo esto que hacemos aquí no es un programa de radio, es algo distinto a los programas de radio: tranquilamente podrían haberme echado; no me echaron... Siempre pensé que me iba a quedar dos meses en la radio... Y me quedé veinticinco años. Así que eso sí debo agradecerlo, ciertamente...

-Usted mencionaba el esfuerzo de intentar encontrar, cada noche, un espacio de diálogo específico, que puede pasar a través del humor, de la reflexión o de la música. Pero ¿cómo compatibilizar ese duro ejercicio, con el Dolina que discurre ínternamente, íntimamente, cuando debe salir a ser ingenioso, agudo, certero, sorprendente, todas las noches...?

-¡Porque es hermoso tener que hacer ese esfuerzo! Y es más hermoso tener que hacer ese esfuerzo en compañía de amigos... Yo, que soy medio estúpido, lo sería mucho más si no tuviese este programa que me obliga, cada noche, a un esfuerzo, por más que este sea conjunto, en compañía. Un poco como los payadores, ¿no?, que están buscando nuevas rimas, o rimas olvidadas, o aquellas rimas que otros no han querido hacer...

-... y payar también a media letra...

-(Se ríe)... También payar a media letra, que es un poco lo que hacemos aquí. Por eso, insisto: por más que esté triste, y deba ser agudo por obligación, o, digamos, porque el plazo ha llegado, me parece una buena noticia. Porque uno a veces olvida las penas esforzándose en la inteligencia.

-Aunque a veces...

-Si, claro: las penas vuelven, las penas siempre vuelven. Pero si uno puede utilizarlas para prender una llamita de pensamiento, no está mal, no está mal.


LO QUE SE VIENE

No podíamos menos que preguntarle a Dolina en qué está trabajando actualmente. Con varios libros, una opereta y una compilación de sus mejores "radiocines" en la calle, el Negro Dolina está trabajando desde hace ya un buen tiempo con el director Juan Campanella (ganador del Oscar por su filme El secreto de sus ojos), en una propuesta que, seguramente, dará que hablar.

"Es una especie de miniserio, son trece capítulos de media hora cada uno; es un falso documental sobre un programa de televisión que nunca existió. Ya hemos empezado algunas cosas de la preproducción y el rodaje propiamente dicho comienza el martes (por hoy), así que estoy muy contento porque hemos trabajado mucho en esto. Y es un trabajo en el que me han acompañado mis hijos también..."

Nota publicada en: El Nuevo Diario Rojense - 12/10/2010


0 comentarios.:

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario!!!
Lo responderé a la mayor brevedad posible!!!!!

ir arriba