Ir al contenido principal

Dolina lee un cuento de Julio Cortázar.

Hoy les traigo otro lindo recuerdo de "Demasiado tarde para lágrimas" pero esta vez no es un sueño como el anterior, sino la lectura por parte de Alejandro Dolina de un texto "Pérdida y recuperación de un pelo" del Maestro Julio Cortázar, la grabación, como la del sueño con Gardel, es del año 1985 de demasiado tarde para lágrimas con Adolfo Castelo. Como ya oirán en la grabación, Dolina es acusado de plagio de una frase de Cortázar por parte un oyente, pero obviamente no era así, y tras la explicación del error Dolina lee este hermoso texto.También, y al mismo precio, les dejo la transcripción del texto de Cortázar y leído por Alejandro Dolina. Espero lo disfruten!


Escuchalo ahora:







Descargalo Aquí

Pérdida y recuperación de un pero (de Julio Cortázar)

Para luchar contra el pragmatismo y la horrible tendencia a la consecución de fines útiles, mi primo el mayor propugna el procedimiento de sacarse un buen pelo de la cabeza, hacerle un nudo en el medio, y dejarlo caer suavemente por el agujero del lavabo. Si este pelo se engancha en la rejilla que suele cundir en dichos agujeros, bastará abrir un poco la canilla para que se pierda de vista.
Sin malgastar un instante, hay que iniciar la tarea de recuperación del pelo. La primera operación se reduce a desmontar el sifón del lavabo para ver si el pelo se ha enganchado en alguna de las rugosidades del caño. Si no se lo encuentra, hay que poner en descubierto el tramo de caño que va del sifón a la cañería de desagüe principal. Es seguro que en esta parte aparecerán muchos pelos, y habrá que contar con la ayuda del resto de la familia para examinarlos uno a uno en busca del nudo. Si no aparece, se planteará el interesante problema de romper la cañería hasta la planta baja, pero esto significa un esfuerzo mayor, pues durante ocho o diez años habrá que trabajar en algún ministerio o casa de comercio para reunir el dinero que permita comprar los cuatro departamentos situados debajo del de mi primo el mayor, todo ello con la desventaja extraordinaria de que mientras se trabaja durante esos ocho o diez años no se podrá evitar la penosa sensación de que el pelo ya no está en la cañería, y que sólo por una remota casualidad permanece enganchado en alguna saliente herrumbrada del caño.
Llegará el día en que podamos romper los caños de todos los departamentos, y durante meses viviremos rodeados de palanganas y otros recipientes llenos de pelos mojados, así como de asistentes y mendigos a los que pagaremos generosamente para que busquen, separen, clasifiquen y nos traigan los pelos posibles a fin de alcanzar la deseada certidumbre. Si el pelo no aparece, entraremos en una etapa mucho más vaga y complicada, porque el tramo siguiente nos lleva a las cloacas mayores de la ciudad. Luego de comprar un traje especial, aprenderemos a deslizarnos por las alcantarillas a altas horas de la noche, armados de una linterna poderosa y una máscara de oxígeno, y exploraremos las galerías menores y mayores, ayudados si es posible por individuos del hampa con quienes habremos trabado relación y a los que tendremos que dar gran parte del dinero que de día ganamos en un ministerio o una casa de comercio.
Con mucha frecuencia tendremos la impresión de haber llegado al término de la tarea, porque encontraremos (o nos traerán) pelos semejantes al que buscamos; pero como no se sabe de ningún caso en que un pelo tenga un nudo en el medio sin intervención de mano humana, acabaremos casi siempre por comprobar que el nudo en cuestión es un simple engrosamiento del calibre del pelo (aunque tampoco sabemos de ningún caso parecido) o un depósito de algún silicato u óxido cualquiera producido por una larga permanencia contra una superficie húmeda. Es probable que avancemos así por diversos tramos de cañerías menores y mayores, hasta llegar a ese sitio donde ya nadie se decidirá a penetrar: el caño maestro enfilado en dirección al río, la reunión torrentosa de los detritus en la que ningún dinero, ninguna barca, ningún soborno nos permitirán continuar la búsqueda.
Pero antes de eso, y quizá mucho antes, por ejemplo a pocos centímetros de la boca del lavabo, a la altura del departamento del segundo piso, o en la primera cañería subterránea, puede suceder que encontremos el pelo. Basta pensar en la alegría que eso nos produciría, en el asombrado cálculo de los esfuerzos ahorrados por pura buena suerte, para escoger, para exigir prácticamente una tarea semejante, que todo maestro consciente debería aconsejar a sus alumnos desde la más tierna infancia, en vez de secarles el alma con la regla de tres compuesta o las tristezas de Cancha Rayada.




Comentarios

  1. He escuchado grabaciones de los programas de Dolina del año ´85 y la verdad que era muy distinto que ahora. Estaba como más acelerado, hablaba mucho más rápido y no reflexionaba tanto. Con el tiempo fue encontrando la identidad que le conocemos hoy.

    Guardo con gran emoción el recuerdo de esos programas. Porque fue el comienzo, una manera inédita y original de hacer radio, la génesis de un estilo único que hoy todos podemos apreciar.

    Un gran saludo.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario!!!
Lo responderé a la mayor brevedad posible!!!!!

Entradas más populares de este blog

La historia de Paolo y Francesca "un amor mas allá de la muerte"

Tercera entrega de programas viejos mientras esperamos la vuelta de La Venganza será terrible, que como ya se ha informado, vuelve el lunes 18 desde Mar del Plata por Radio Nacional AM870.

En esta ocasión les dejo un audio de LVST  de junio del`94, donde en la charla Dolina cuenta la famosa historia de amor de Paolo y Francesca, en la sección de humor, tenemos la famosa sección "consejos para la joven borrega." En total son 3 archivos de audio, uno para la charla y dos de la sección de humor.

Audio 1: Charla "Paolo y Francesca"
Audio en mp3Peso 4,70MBdescargar audio 1
Audio 3: Humor 1
Audio en mp3Peso 4,70MBdescargar audio 2
Audio 3: Humor 2
Audio en mp3Peso 1,70MBdescargar audio 3

La Historia de Paolo y Francesca

La historia de Paolo y Francesca es quizá uno de los pasajes más memorables de toda la obra del Dante, la Divina Comedia. Es en el canto V del Inferno, donde el Dante nos trae esta historia, la de un amor que trasciende los umbrales de la muerte. Los amantes co…

Oldies Dolina: grabaciones de 1994 del programa de radio de Alejandro Dolina

Les dejo unos archivos que encontré en la Vagos, donde Jarabito muy gentilmente digitalizó y subió varios programas de "La venganza será terrible" en formato MP3.

Las grabaciones, según nos indica el autor, corresponden a cuatro viernes del mes de mayo de 1994, cuando estaban con Dolina, Gabriel Rolón, Guillermo Stronatti, Jorge Dorio y Elizabeth Vernaci. Están las secciones de la charla inicial, la parte de humor, el Sordo Gancé, algunos separadores del programa, y también los radiocines, con Soña Rolón y Ana Naón. También, hay una grabación muy buena, que no es un radiocine, sino un número especial que habían hecho en la obra Teatro de media noche, donde simulan interferencias de otras radios, es interesante. Además, van a poder escuchar a María Laura Franco, en aquel tiempo, productora y novia del Negro.


Son 5 archivos zipeados, con un total de 22 archivos que suman unos 244 MB aproximadamente:

Descargar Archivo 1Descargar Archivo 2Descargar Archivo 3Descargar Archivo 4Des…

Patricio Barton un nuevo integrante de la Venganza

Parece que el libro de pases está bastante movido en la venganza, hacía rato que no pasaba, a principios de año se sumo, con poco éxito para mi gusto, el "Pollo Mactas" luego se sumó la presencia de Gillespi los martes y jueves, hace unas dos semanas el Coco Silly, ya ahora unos mas! Patricio Barton, ni bien lo nombró me puse a buscar quien era este tal Patricio, y bueno me di cuenta que lo había visto antes en Canal a! Aquí les dejo una pequeña reseña de lo que pude encontrar de él en la web:

Patricio Barton tiene 38 años, egresado de TEA Imagen, docente de RadioTEA, es periodista, docente, conductor y productor de televisión. Trabajó como conductor y productor del programa TELENAUTA, la última parte de una trilogía de programas que también les corresponden sobre medios, que se inició con Grafonauta y Radionauta- por Canal á.

Les dejo una nota que salió en el diario Clarín cuando entrevistó en Canal á al Negro Dolina:


“Radionauta”, por Canal á
Alejandro Dolina: reflexiones so…