4 jun. 2009

Entrevista a Dolina en Paparazzi Online - Junio 2009.

“Soy líder cuando los exitosos de verdad están durmiendo”

● Los números que alcanzó su programa, La venganza será terrible (Radio 10, a la medianoche), son demoledores: se queda con el 53 por ciento de la audiencia nocturna, un verdadero récord de rating radial.
● Sin embargo, el Negro prefiere no hacer bandera con la circunstancia, y se refugia en la humildad para tratar el tema.
● De otras cuestiones, en cambio, habla sin pudores: la televisión, el amor, las mujeres, Mirtha, Susana y Tinellli.
Dolina admite que su problema es “que me gustan todas las mujeres”. Al rato dice que no conoce a las chicas del espectáculo, pero con picardía reconoce en Luciana Salazar “a una chica hermosa”. (ver nota Dolina junto a Salazar)

Noelia Santone. Fotos: Patricia González
Alejandro Dolina + 10. Más“la” 10. Como Messi, Beckham o Ronaldinho en la publicidad de la marca deportiva, pero en otro ámbito, en otro trabajo, en otra función. En la radio, donde casi duplica el rating de su propia emisora. Mientras Radio 10 lidera el tabulado de las AM con 33,81% de share (contra los 20,41 que alcanza Mitre), Dolina multiplica las diferencias y logra un récord histórico cada medianoche: llega a concitar la atención del 53,18% de la audiencia, dejando reeeeeecontra atrás a la escolta (otra vez Mitre), que apenas se lleva al 14,59 % de los radioescuchas noctámbulos.

Es decir, más de la mitad de los oyentes le prestan su oído a Dolina y a su legendario La venganza será terrible, el ciclo que encabeza desde hace 15 años, cuando el reloj marca el inicio de un nuevo día. Sin embargo, Dolina no parece llevar el ritmo de vida que se le puede sospechar a un mister rating. Su celular no suena cada dos o tres minutos. En las paredes de su casa no se oyen televisores encendidos al por mayor. Hay, sí, una biblioteca llena de libros, una mesa y un par de sillas acomodadas con modestia, y un piano de cola. Y está él, por supuesto, sobrio y claro en sus pensamientos, como de costumbre.

–Muchas oyentes, al aire, lo invitaron a salir y usted acepta las propuestas. ¿Es una broma, o de verdad está dispuesto a conocer personas de esa manera?
–Probablemente es un poco de todo. Es un chiste, porque obviamente no podría salir un día con cada una, y no podría honrar esos compromisos, pero también hay algo de cierto. Uno siempre está esperando que algo ocurra, y creo que no hay nada más interesante que la exploración del alma de las personas. Quiere decir que aceptar una cita es encontrarse con un territorio desconocido, con un continente inexplorado y eso también es muy tentador.

–¿Es una persona difícil de conquistar o enamorar?
–No, no creo que sea difícil. Yo soy fácil o imposible. Como la música. Si uno está dotado para la música es fácil, si uno no lo está, es imposible. Creo que el amor sucede, yo me enamoro fácilmente si es la persona indicada y, si no es, no me voy a enamorar. No tiene mucho sentido perseverar en asuntos amorosos. Si no sos, no vas a llegar a serlo por más esfuerzo que le pongas.

–¿Nunca se casó?
–No, pero tengo dos hijos. Simplemente no legalicé…

–¿Pero por qué, no le interesan los papeles, o por otra cosa?
–Exactamente, eso no me interesa. No entiendo qué ventaja pueden aportar. He cumplido con todos los deberes de padre y los sigo cumpliendo. Creo que soy un buen padre.

–Hablando de mujeres del espectáculo ¿hay alguna que lo desvele?
–No conozco casi ninguna mujer del espectáculo… lo confieso como una falla tremenda y no como una jactancia intelectual. No me parece que el intelectual se haga renunciando a la televisión, como creen algunos. Se creen que no viendo televisión comienzan a aportar a la caja de los intelectuales.

-Pero de las más conocidas, Luciana Salazar, Evangelina Anderson, Pamela David… ¿Ninguna le gusta?
-A Luciana Salazar la conozco, y es muy hermosa… (*)

–Hay que ver qué tipo de mujer le gusta a uno…
–El problema es que me gustan todas las mujeres.

–Hace bastante que no se lo ve en tele…
–Y va a seguir ocurriendo…

–¿Se lo plantea, o le preocupa?
–Sí, me preocupa pero no tengo mucho para hacer. Así como no hay mucho para hacer cuando a uno lo rechazan en el amor, tampoco hay mucho para hacer cuando uno no es funcional a la forma de trabajar de la televisión.

–¿Mira televisión?
–No me gusta mirar televisión abierta, veo poco. Veo canales de cable, películas, espectáculos deportivos. Me gustaría mucho hacer televisión, incluso hasta es posible que haga algo en un canal de cable, en el canal Encuentro, pero evidentemente ese canal tiene otra política que no tienen los canales de aire, ni siquiera el canal estatal, de donde fui rechazado del modo más soberbio.

–Dice que no ve televisión, ¿pero le importan cuestiones como si Mirtha vuelve o no con sus almuerzos?
–No, no me importa en absoluto. Me parece que es una decisión personal de ella.

–¿Pero usted es hombre de los medios, qué piensa de esa situación?
–Sinceramente, lo digo con mucho respeto y con todo cariño por Mirtha Legrand, no me parece una aventura indispensable del espíritu su presencia en la pantalla. El programa está muy bien, correcto. La gente va, almuerza y contesta preguntas, no puedo decir más que eso. Le tengo incluso simpatía a ella, aunque no comparta en absoluto su forma de pensar, especialmente en los últimos tiempos. No me inquieta, ni me preocupa su ausencia o su regreso. Es una mujer muy exitosa y me alegro por ella, pero no por mí.

–¿De Susana Giménez qué puede decir?
–Lo mismo. Ojalá que le vaya muy bien. No estoy interesado en Susana Giménez, pero esto no es peyorativo. Pido perdón por no interesarme. Me han dicho que es muy conocida y muy indispensable para la gente, para mí no lo es.

–Entonces por ShowMatch ni le pregunto…
–No son programas que mire, pero no es por discriminación. Nunca estuve interesado en cuestiones de la televisión. Ahora, pido permiso para que no sea obligatorio que yo vea a Susana Giménez.

–¿A quién va a votar?
–A la lista del gobierno.

–¿Le propusieron hacer política?
–Sí, muchas veces.

-¿Y por qué no aceptó?
-Porque no es mi vocación, y porque no tengo capacidad para eso.

-Pero, Nacha Guevara va como candidata…
-Pero ella pensará que está capacitada, y probablemente lo esté. Yo no.

-Siendo un líder en la franja radial de la noche, ¿qué cree que causa su programa en la gente?
-Ser un líder a las doce de la noche es poco menos que nada. A las doce de la noche, los exitosos de verdad están todos durmiendo.

-Pero la gente que necesita escuchar cosas importantes está despierta…
-Sí. Algunos están despiertos. Pero, eso no es masivo ni moviliza mucho a la opinión pública. En general, la gente está pendiente del regreso de Mirtha Legrand, según me acabo de enterar.

-¿Está donde tiene que estar?
-Totalmente, donde tengo que estar de acuerdo a mis habilidades.

-Eso habla de una humildad muy grande…
-No, no lo es. Al contrario. No hablo desde la humildad, sino desde el reconocimiento de que hay cosas que no soy capaz de hacer y no sólo eso, sino que no me interesan. No es humilde que diga que no me interesa ser Tinelli. Es hasta orgulloso y altanero lo que digo


(*) (ver nota Dolina junto a Salazar)



Fuente: Paparazzi Online - Edición N° 395




10 comentarios.:

xethis dijo...

Concreto, conciso y contundente. Como siempre. Simplemente genial. Que orgullo ser fan del negro...

Tomás dijo...

Cómo le va? soy un asiduo visitante del blog, y escucha de la Venganza, les quería dejar una inquietud que surgió en estos últimos días, ahí va:
Notan un rechazo o una intolerancia mayor a la de los primeros tiempos de Dolina para con Barton? o es solo una impresión mía? lo noto sobre todo en el comienzo del programa.

Ignacio dijo...

Hola Tomás, gracias por dejar tu comentario en el blog.
Yo he notado eso también, diría que desde hace rato, primero le dice a Barton que le cuente algo y luego lo corta porque le parece intrascendente el tema. Muchas veces tiene razón, pero creo que podría hacerlo en una forma mas elegante, y en todo caso si no le gustan los temas que traen, podrían hablarlo antes. Pero no es algo exclusivo de Barton, con Rolón era igual, muchas veces lo dejaba pagando. No lo hace con Coco o con Gillespi, supongo que porque tendrán otro tipo de relación personal.
Recuerdo que la semana pasada, y alguien también hizo el comentario en el blog, Dolina lo cortó secamente a Barton y le dijo que de ese tema ya se había escrito mucho.
Pero bueno, son esas cosas que tiene el negro.

Anónimo dijo...

y no estan mal

Ariel dijo...

... y no están mal?

suena a fanatismo

lucas dijo...

Ah estos periodistas.. Mirá si Dolina te va decir " Si, justamente mi equipo de produccion va seleccionando las oyentes y yo en la semana me hago un tiempo para atenderlas a todas. Esta semana por ejemplo visité a una estudiante de letras, unos pechos perfectos ..."

Y que Luciana Salazar le parezca hermosa es un poco contradictorio a lo que el ha expresado respecto a la belleza o la hermosura. Basicamente porque antes del tunning que se hizo esta mina (pechos, colageno en labios, etc) pasaba totalmente desapercibida a los ojos de todos y seguramente tambien a sus ojillos baigorritenses.

Miriam dijo...

Creo que los periodistas experimentan un goce en escuchar ciertas respuestas. Tienen la necesidad de generar espanto porque ellos mismos se han anestesiado y ya no los espanta nada. Alejandro da estas respuestas de manera mansa, por debajo de la mesa, con la mesura que tienen los veraces.

Respecto de los topes que Alejandro pone en el programa, no creo que tenga que ver con intolerancia, sino con la dirección artística que quiere darle. Habrán observado los cambios que experimentó el primer bloque en los últimos tiempos. Llegó un punto (con Coco) en que se parecía a cualquier espacio radial en donde se juntaban tres tipos más o menos ocurrentes. No creo que Alejandro quiera eso, incluso siento que le molesta y es por eso que detiene ciertos desarrollos que conducirían a ese prototipo. Además si esto ocurre en el aire, es porque no hay nada preparado y todos tienen libertad de buscar el contenido que crean más apropiado. Eso habla del respeto de Alejandro por sus compañeros.

Tomás dijo...

Dolina ha hecho famosa una frase que reza: "tengamos la decencia de preparanos, que la improvisación sea la sal y no el guiso mismo", pero más alla de ello y respondiendo a Miriam, creo que quizás el seleccione mal a sus laderos, porque si quiere hacer un programa netamente cultural (creo que es lo que buscan una buena parte de los oyentes de LV, incluyendo a quienes visitan este blog) no debería hacer participar a Coco Sillyo a Stronatti, en su momento, tipos de barrio, que están más cerca de lo que él detesta, que de lo que pregona; y sí debería buscar algunos intelectuales que puedan tener una discusión con él, sin el obsecuentismo que reina en el programa.
Saludos a todos

Miriam dijo...

Tomas, no creo que la cuestión vaya por el lado de sumar intelectuales. Particularmente Dorio me produce rechazo, mientras que Stronatti me parece estupendo. No se trata de la extensión del curriculum, sino de la inteligencia que te permite maniobrar en medio de un programa. Claro que para que esa maniobra sea efectiva la preparación es un gran ingrediente, pero no lo es todo.
Respecto de la obsecuencia, he visto muchas más genuflexiones en programas berretas con conductores espantosos que en este en particular. Creo que Alejandro es un tipo que fácilmente despierta la admiración y sobre todo las ganas de escucharlo. Digo... no es común encontrar en los medios un tipo así.

Ceci dijo...

¡Qué malas preguntas! Me da pena que la periodista haya desperdiciado la oportunidad de entrevistar a Dolina para hacerle preguntas tan irrelevantes, la de Nacha Guevara fue el límite... Una pena...

Publicar un comentario

Gracias por dejar tu comentario!!!
Lo responderé a la mayor brevedad posible!!!!!

ir arriba